Pais Vasco
"Kmeiga"
KSUB: E mail: ksub@ksub.net

.
P
unto de inmersión localizado a 2 millas al Oeste del ratón de Getaria, se tarda en llegar desde el Puerto de Getaria 10 minutos en una embarcación semirrígida. En la zona entre Getaria y San Sebastián se pueden localizar hasta 15 puntos diferentes de inmersión, sin embargo podemos asegurar que Kmeiga reúne los relieves, fauna y flora adecuada apara poder querer repetir la inmersión, un lugar virgen para los buceadores.
El fondeo se realiza sobre un fondo de 16 metros, y de este punto de inicio se pueden realizar dos inmersiones, una más sencilla en la que se llegará a una profundidad de 19 metros, en donde se pueden encontrar lajas montadas unas sobre otras que llegan hasta los cuatro metros de altura. Es una zona totalmente rocosa que permite bucear con buena visibilidad hasta cuando el mar de fondo es importante, seguramente estamos hablando del único lugar de la costa guipuzcoana en donde las inmersiones siempre son posibles. La gran profundidad que tienen las lajas requieren de focos de gran potencia para poder llegar hasta el final de ellas. El recorrido se realiza de Este a Oeste y es de más de 500 metros, un lugar privilegiado para los que bucean durante todo el año. El recorrido es sencillo y adecuado para los que no dominan la brújula, y a lo largo de este es muy común encontrarse langostas, centollos, bandas de sargos, cabrachos, congrios y para los que observan habitualmente el azul los peces luna, pelágicos y bancos de txitxarros, una inmersión privilegiada para todo tipo de buceadores.
La segunda de las inmersiones sobre el mismo punto se realiza buceando de sur a norte pasando de los 16 metros hasta los 30 metros, en él hasta los 23 metros la temperatura es constante, pero a partir de dicha profundidad la termoclina suele entrar en acción, se llega a esta profundidad en muy pocos segundos por una pared inclinada a 45º aproximadamente, y a partir de esta profundidad se comienza a disfrutar de la arquitectura submarina, fondos de arena con grandes moles de rocas y entre roca y roca pasadizos de un metro de anchura y entre 4 y 6 de altura, que permite bucear a través de ellos, un autentico laberinto que nunca se acaba.
Y en las partes bajas entrantes a la parte interior de las rocas, que a veces te hacen dudar como se pueden soportar tantas toneladas sin que se desplomen, un lugar apasionante en el cual te mantienes durante toda la inmersión asombrado. Te puedes encontrar bogabantes, langostas, centollos mimetizados en paredes escarpadas, pintarrojas, rayas e infinidad de huevas de pintarrojas entrelazadas con las gorgonias. Una inmersión para avanzados y con el cuidado de vigilar el manómetro y el ordenador para no entrar en descompresión.

Copyright (c) 2001 - BUCEO XXI - S.G.I. Asociados - Todos los derechos reservados